St. PETERSBURGO, Rusia.

 

San Petersburgo es la segunda  ciudad más importante de Rusia, y también es su "capital turística". Es una ciudad imperial, fundada en el año 1703 por el emperador ruso Pedro el Grande como la nueva capital de Rusia en el delta del río Neva, llena de historia de los zares rusos, intrigas de la corte y revoluciones.
Siguiendo los cambios políticos, la ciudad cambió de nombre varias veces y es c onocida también como Petrogrado y Leningrado. Ahora San Petersburgo es un lugar fascinante que cautiva el ojo del visitante con sus numerosas muestras de arquitectura, museos, palacios, parques, anchas avenidas, puentes espectaculares y elegantes monumentos.


El río Neva y los canales cruzan la ciudad y permiten hacer paseos en barco y disfrutar de las vistas desde sus orillas. Aparte de sus atracciones turísticas más clásicas, visitas culturales (museos, palacios, catedrales, teatros), en los últimos años se ha desarrollado una amplia oferta de ocio, diversión y restaurantes.
San Petersburgo puede ser un lugar ideal para empezar a conocer Rusia moderna. El barco prepara varios tours, inclusive uno hasta Moscú. Esta es la mejor época para viajar a San Petersburgo (entre Mayo y Septiembre,(cuando no hace frío (+15+25 º C), los días son largos, las cúpulas y las agujas doradas brillan con el sol, los barcos navegan por los canales, los parques y las zonas verdes alegran la vista. Además, el verano es la época de las famosas Noches Blancas (los meses de Mayo, Junio y Julio), cuando el sol está presente en el horizonte 19 horas al día, incluso cuando se pone el sol, se mantiene una luz suficiente que hace innecesaria la iluminación pública de la ciudad. Tendrán la oportunidad de disfrutar estas noches blancas. Otra de las características de San Petersburgo en verano es la elevación, durante la noche, de los puentes que cruzan el río Neva. Esto se hace para permitir a los barcos mercantes navegar por el río. Durante las Noches Blancas, las calles nocturnas están llenas de la gente paseando, disfrutando y observando la elevación de los puentes.
Cafeterías, bares y terrazas están abiertas toda la noche. Cuentan que también un viaje a San Petersburgo en invierno será bonito y exótico, porque es una ciudad totalmente distinta de la que se observa en verano, cubierta por la nieve, con canales y ríos helados. Se puede caminar por encima del hielo que los cubre.

¿Qué hacer en San Petersburgo?

Visitar Museos, Palacios, Residencias y Parques de los Zares, o simplemente pasear por la ciudad, disfrutando de sus plazas, grandes avenidas, conjuntos arquitectónicos, canales y parques. Hacer paseos en barco por ríos y canales. Ver la elevación de los puentes sobre el río Neva. Disfrutar de las “noches blancas”. Disfrutar de la gastronomía rusa y de todo tipo, en pequeños "bistros" y creperías de "blinis", o en variados restaurantes de todos los estilos y presupuestos, desde económicos hasta los de lujo, que han recibido presidentes, reyes y otros VIPS. Asistir a los espectáculos de los mejores teatros de Ópera y Ballet, también la Filarmónica, conciertos de Jazz y folklore ruso. Hacer compras de gran variedad de artesanía típica (madera, porcelana, matrioshkas, piedras semipreciosas, ámbar...). También, se puede comprar caviar (rojo y negro), pieles...

¿Qué visitar en San Petersburgo?

Museos y palacio s:

El Museo Hermitage - el principal museo de la ciudad y de Rusia, y uno de los más famosos y más grandes del mundo. Con mas de tres millones de obras, se necesitaría tres años para verlas todas. Compuesto en la actualidad por cinco edificios, es quizás, con excepción del Louvre, el más grande y rico del mundo. Pedro el Grande comenzó por Europa la colección, ampliada por Catalina, que incluso dió comienzo a la construcción del museo.

La Fortaleza de Pedro y Pablo - el núcleo de San Petersburgo, aquí se empezó la ciudad. Allí se encuentra la Catedral de San Pedro y San Pablo, con las tumbas de los zares rusos, incluyendo el último zar Nicolas II con su familia. El Museo Ruso - la más grande colección de arte ruso. Kunstkámera - el primer museo de Rusia.

El Palacio Yusupov - aparte de las salas (e incluso su teatro familiar) de este peculiar palacio, se puede ver el sóta no donde fue asesinado Rasputin (hay una exposición con figuras de cera).
El Acorazado Aurora - el símbolo de revolución rusa, que en el año 1917 dio la señal del inicio de la revolución bolchevique. El Museo de Artillería, Museo Naval, Museo Zoológico - para los aficionados, son museos muy grandes e interesantes.
Catedrales e iglesias- La Catedral de San Isaac - la más grandiosa de las iglesias de la ciudad. Aparte de ver la catedral, se puede subir a la columnata y ver San Petersburgo desde arriba.
La Iglesia de la Sangre Derramada - una iglesia en el estilo "tradicional ruso", quizás la más "turística" en San Petersburgo, construida en el lugar del asesinato del zar ruso Alejandro II. Fantástica decoración de mosaico exterior e interior.
La Catedral de Kazan - inspirada en la Catedral de San Pedro de Roma, está en la misma Avenida Nevsky.
La Catedr al de San Nicolás - magnífico ejemplo del barroco ruso, se puede asistir a una misa ortodoxa.

Residencias de los zares:

El Palacio Petergoff -impresionante complejo de palacios y parques de los zares, también llamado Versalles ruso, con fuentes espectaculares y estatuas doradas (está a las afueras de San Petersburgo).
El Palacio de Catalina en Pushkin (o Tsárskoe Seló) - la residencia veraniega de los zares rusos con la famosa Cámara de Ámbar (o el Salón de Ámbar).
El Palacio de Pavlovsk - otra residencia de los zares.
Arquitectura y urbanismo: La Plaza del Palacio - inmensa plaza frente al Palacio de Invierno, la principal residencia de los zares (ahora es parte del
Hermitage). La Avenida Nevsky - calle mayor de San Petersburgo. El Malecón del Neva - Desde donde podemos di sfrutar de un paisaje espectacular, un río de casi 1 km de ancho, cruzado por los puentes. En sus orillas se ven los elegantes palacios, edificios y los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La Plaza del Senado con el "Jinete de Bronce" - está a orillas del Neva, con la famosa estatua de Pedro el Grande. El Jardín de Verano - precioso jardín con estatuas italianas, creado por Pedro El Grande, ideal para un paseo relajado. Un paseo en barco por los canales o por el río Neva - es de lo mejor que se puede experimentar en San Petersburgo - ver el panorama del centro histórico desde el agua.
Lugares interesantes de la vida cotidiana: El Metro (es el más profundo del mundo) cuyas estaciones parecen verdaderos palacios.

El mercado Kuznechny (alimentación, muy animado y pintoresco). El "barrio de Dostoevsky" (un barrio antiguo histórico, prácticamente intacto desde su época, el mejor paseo es ir desde la Plaza Sennaya por el malecón del canal Griboedov a la dirección contraria al centro). Estamos convencidos que dos días son poco, pero sabiéndolo aprovechar, tendremos una buena idea e impresión de lo que es esta hermosa ciudad rusa.
Será a las 06:00 PM que nuestro barco zarpe hacia Tallin en Estonia disfrutando de otra agradable cena y shows, y pasear por la noche por cubierta y disfrutar de las Noches Blancas. La moneda rusa es el RUBLO y equivale a 31.77(abril 2013) por dólar americano.

Aquí les dejamos una Guía para Principiantes según Lonely Planet